>>>> II DERECHO A SER PAREJA
“Nos falta el gran hombre sintético, capaz de someter sus fuerzas dispares bajo un mismo yugo; lo que tenemos es el hombre múltiple, el hombre décil y múltiple” Friedrich Nietsche., Zaratustra.



...
Españoles: las leyes de Franco han “muerto”. Las palabras pronunciadas por televisión el día de la muerte del General Franco, Caudillo de España, abrieron un nuevo horizonte legislativo en el país y en la comunidad gallega. Mimguna persona tiene el poder de decir lo que está bien y o que está mal enel comportamiento y actitud personal de otras: nadie más que la propia persona, que debe enorgullecerse de lo que es. En el Fuero de Los Españoles, una de las layes que conformaron la institucionalización del régimen político estatal encabezado por Francisco Franco, del 9 de marzo de 1938, dice en su artículo 10 que los españoles tiene derecho participar en las funciones públicas de carácter representativo a través de la familia, el municipio y los sindicatos, sin perjuicio de ostras representaciones que las leyes establezca. Estas leyes no reconocían colectivos como el homosexual públicamente. La legislación pública ha avanzado a pasos agigantados desde entonces reconociendo realidades sociales latentes en el país y en la comunidad, a partir de las competencias otorgadas a la comunidad de Galicia. Más allá de fronteras gallegas, en 1989, se edificó una ley en Dinamarca, referida específicamente a parejas del mismo sexo que recoge los derechos asociados al matrimonio, sobre propiedad, herencia, seguridad social, menos la adopción , inseminación, exceptuando el matrimonio por la iglesia estatal. Tras esta, el naipe trajo una ley en Islandia en 1986. Hungría, por su parte, en 1996, aprobó la Ley de convivencia para parejas del mismo y distinto sexo, que reconoce también derechos a los homosexuales, exceptuando la adopción. A las autoridades húngaras le sucedieron los Países Bajos en 1998. La novedad canadiense, la provincia de Columbia Británica, dictó una ley en 1997 que acepta la custodia y adopción de niños con cónyuges legales para custodiar hijos, con la adopción garantizada. A estos países se unen Alemania en al 2000, Groenlandia, Francia, Noruega, Suecia e Islandia. Un paso más, y en Abril de este año entra en vigor e Holanda el matrimonio homosexual el 1 de abril, con las primeras ceremonias celebradas por el alcalde de Amsterdam. Si Dinamarca cuenta ya desde 1994 con parámetros de regularización de uniones de parejas del mismo sexo, en España, Cataluña fue la primera comunidad en aprobar, en junio de 1998, una ley para las uniones de hecho, con derechos como el heredar el ajuar doméstico en caso de no haber testamento. Tras esta generosa ley, Aragón promulgó en marzo de 1999 una ley similar, con la salvedad de que las compensaciones autonómicas son distintas. Navarra, en junio del 200, reguló también estas relaciones, permitiendo la adopción de niños entre parejas homosexuales. No obstante, la ley no salió adelante por oposición del PP, que como contraposición ofreció un contrato civil entre personas que cohabitan, pero sin reconocer que entre ellas exista una relación real de afectividad similar a la conyugal. Pero era necesario abrir un nuevo siglo para tener de verdad un reconocimiento legal: Valencia ha sido una comunidad pionera en este tema, con la legalización de las parejas de hecho, equiparándolas a las relaciones matrimoniales. El texto valenciano se ha convertido en abril de este año en la primera Ley de Parejas aprobada por iniciativa de un gobierno del PP con mayoría en la cámara y la primera que aprueba una comunidad autónoma sin legislación foral. El texto reconoce a las parejas de hecho que acreditan una convivencia superior a doce meses los mismos derechos de los que disfrutan los matrimonios en relación con la administración autonómica; excluyendo la adopción y el matrimonio, legislables a nivel estatal. Sin duda, ha sido un avance suave en términos legislativos, pero un gran paso para el reconocimiento público de este tipo de personas. Por eso estuvo apoyado por colectivos homosexuales valencianos, como el Colectivo Lambda. No obstante, el papel de la sociedad en total y de otras asociaciones parece, como siempre, un poco relegado de plano, y que las iniciativas parten de no tanto una demanda social, como un movimiento político ( sin entrar en intereses electorales, porque es interesante analizar el comportamiento de la sociedad).
> Ideología y religión contra individualismo ideológico Es innegable a estas alturas y en toda la historia de la humanidad, que además de la unión sexual y emocional entre personas de diferente sexo, existen relaciones entre personas del mismo sexo, que, aunque tengan una larga tradición han sido hasta ahora sancionadas en la sociedad por influencias morales y religiosos. Durante siglos se consideró la homosexualidad en los animales y los hombres como un comportamiento básicamente instintivo, basada en las creencias naturales en la sexualidad , que negaba las relaciones no dirigidas a la procreación. Un estudio clásico llevado a cabo en 1957 en la Universidad de California, en los Ángeles (Estados Unidos), rebatía la famosa hipótesis de que la homosexualidad era una enfermedad, mediante pruebas psicológicas comparativas entre heterosexuales y homosexuales. La persona homosexual, no posee más número de variaciones cromosómicas que un heterosexual, por lo tanto, no hay ningún rasgo físico diferenciador. Hoy, por ejemplo, reduciendo el tema a la rama fisiológica, sabemos que también algunos mamíferos muy desarrollados muestran un comportamiento sexual diferenciado, como la homosexualidad. Pero es que el amor de un hombre o una mujer hacia personas de su mismo sexo va más allá, como van también más allá las relaciones personales humanas en comparación con el reino animal. De hecho, la psicología moderna deduce que la sexualidad puede o debe ser aprendida, y que los tabúes religiosos o sociales pueden condicionar considerablemente el desarrollo de luna sexualidad sana desde el punto de vista psicológico. A partir de 1930, fuera de Galicia y de España, cuando los españoles iban a comenzar a pegarse en la Guerra Civil, comenzaron las investigaciones sistemáticas realizada de los fenómeno sexuales, muy apoyada en la ola sexual de los 1970. Y es que es muy diferente el comportamiento deseado y exigido, y no existe sin embargo, una clara separación entre el comportamiento heterosexual y homosexual, ya que en la época, según encuestas, el 10% de las mujeres y el 28% de los hombres tener comportamientos homosexuales, y un 37% de los hombres decían estar interesados en la homosexualidad. Es necesario en este punto hablar de la Institución Eclesiástica, si nos atenemos a cifras que dicen que el 81´9 % de los escolares españoles reciben una enseñanza religiosa. La propia iglesia valenciana, por ejemplo, fue una de las principales opositoras a la reciente ley de parejas de hecho valenciana, diciendo, en palabras del arzobispo de la comunidad, García- Casco, que “estos no son los caminos del verdadero progreso y bienestar de la sociedad2. Sentencia y juicio, ya que es bien sabido que las relaciones homosexuales en la historia han sido rechazadas y perseguidas con todo el fervor de la iglesia católica, imperante en occidente y, cada vez menos, pero con gran fuerza, introducida en la sociedad Salvo en contadas legislaciones nacionales como la holandesa, sólo de permite contraer matrimonio institucional a un hombre con una mujer por entender que éste constituye el acto fundacional de una familia y el medio idóneo en el orden social para la generación y educación de los hijos: pero, ¿ cuál es ahora ese orden social?.